Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

martes, 14 de febrero de 2017

Recordando a Adam and The Ants



La década de los 80 fue la época de las vanguardias y de las corrientes alternativas, de las grandes rupturas, del paso de la era analógica a la era digital, de los cambios en la superestructura política hegemónica. Fue una etapa transicional y a la vez única, donde surgió una música transgresora unida a la singularidad social, rompedora de esquemas y modelos en la moda, la cultura, el arte y el saber…



Echo en falta esa transgresión y esas ansias de libertad de entonces que abogaban por el riesgo y por salir de la zona de confort. Esta dinámica ha producido en la actualidad un estancamiento estructural que nos hace creer en apariencia que está todo logrado. Que ya nada se puede cambiar. Este período de estancamiento abarcaría en un sentido genérico desde la consolidación de la globalización hasta la aceptación del Status Quo dominante hoy en día.

En el caso de la industria musical, el ejemplo que pondría, aunque pueda pecar de esquematismo a la hora de valorar este fenómeno social donde impera el consumismo y el marketing, sería la instauración de las políticas comerciales que imponen las discográficas.

Como práctica habitual, los que hacen estos monopolios es segmentar sectorialmente el mercado y el público al quienes los últimos descubrimientos de grupos y cantantes de moda van dirigidos, persiguiendo, además, objetivos eminentemente financieros y mercantilistas como premisas principales a la hora de situar los grandes hits en las listas de éxitos y promocionarlos posteriormente. 

Esta nostalgia de la que os hablaba de inicio proveniente de la década de los ochenta, donde irrumpieron otras corrientes alternativas y movimientos vanguardistas novedosos como la New Wave o el Punk, me ha hecho recordar a un totem musical icónico, capaz de encauzar la trayectoria de su grupo a los más gloriosos ámbitos musicales de EEUU y Australia, la mayor parte de Europa y también a España. 

La cuna del movimiento New Romantics tuvo a uno de sus máximos representantes en la figura de Stuart Leslie Goddard, más conocido por todo el mundo por su nombre artístico, Adam Ant, que fue quien lideró una banda ochentera fetiche en los círculos de élite de la movida: Adam And The Ants

En este enlace de la Wikipedia podéis conocer su trayectoria artística: Adam Ant Personalmente opino que quien ha redactado la información de documentación se ha dejado una parte importante y quizá la más interesante e influyente dentro del movimiento neorromántico al no explicitar sus grandes álbumes de éxitos (aunque sí se incluyen en la lista discografica, más abajo). Se corresponden con los LP's de 1979, Dirk Wears Withe Sox, de 1980 con Kings Of The Wilds Frontiers y su tercer trabajo, para mí el más carismático y el que le otorga su peculiar sello de extravagancia, en muchas ocasiones más cercano al tecno-punk en su estilo musical, no así en sus formas y puesta en escena, típicamente synth y tecno-romántica. En esos tiempos se demarcaba con el clásico maquillaje explotando su atractivo rostro y estilizado cuerpo y su estética de pirata, con ropas al uso.

Precisamente quiero presentaros un sencillo que forma parte del disco que yo considero le catapultó a la fama: Prince Charming, editado en 1981, elaborado a partir de una recustomización más popera que en los álbumes anteriores. La leyenda de Adam Ant se circunscribe fundamentalmente a la etapa vital anterior a su periodo como solista, cuando estuvo con el grupo Adam And The Ants.

Para los fans y los nostálgicos, pero también para quienes lo disfrutéis, aquí os dejo su recordado Prince Charming:




Si os apetece podéis visitar mi blog: 


4 comentarios:

  1. Extraordinario Amantísima Marisa...¡Tú si que sabes hacer justicia...!!! Todo mundo cuando de música y nostalgia se trata habla de los fabulosos 60´s Pero y los 80´s...? También tuvieron su encanto,tanto en música como en la moda...Cambios trascendentales pero a la vez de pérdidas invaluables...No me viene mucha música en inglés,acá la música que impactaba era en español,sobre todo la balada :)) La música en inglés no la recuerdo muy bien o no me viene a la mente por ello es que he disfrutado este vídeo...Gracias por compartirnos esta acertada visión de una época que también es digna de recordar...Precisa y magistral tu tinta amiga querida...¡Te mando besitos y un gran abrazo...!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida María,
      He querido homenajear una década que a mí particularmente me marcó enormemente a través de una de las voces más emblemáticas del llamado movimiento New Ave o Antmusic (término que crearon él y su grupo). Adam Ant no llegó quizá a todos los paises de habla hispana; la cuna del punk y del Tecno-pop, la electrónica fue un fenómeno musical que se extrapoló allá donde hubo una fuerte demanda. En España la Movida trascendió enormemente en Madrid, Valencia, Galicia, País Vasco pero tampoco en todos sitios. A lo mejor si recordáis al grupo Mecano pues en Hispanoamérica alcanzaron una visibilidad significativa, o puede que también a Miguel Bosé y a Alaska.
      Me alegro que te haya gustado y hayas disfrutado de este vídeo. Esta fue la época que me pilló de adolescente y por ello la recuerdo con cariño. Muchas gracias por leer este recordatorio y por visionar y escuchar este pegadiza canción. Es un honor que me dediques tan preciosas palabras.
      Besos y un gran abrazo, amiga! ;-)

      Eliminar
  2. Maravillosa entrada encantadoras letras gracias por compartir Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Isidro. Siempre es un placer recibir tus comentarios de apoyo. Me encanta que te guste. Un abrazo muy fuerte y feliz fin de semana!! ;-)

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: