Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

viernes, 29 de julio de 2016

¡Oye! ¿Te acuerdas de mí? Desconcierto

Pestañee rápido para cerciorarme de estar distinguiendo correctamente, pero al reparar en sus ojos me doy cuenta de quién se trata, esos ojos los reconocería en cualquier lugar.
 ¾¿Ryan?¾mi voz sale sofocada.
¾Hola Kate.¾Susurra.
Mientras sus ojos no me pierden de vista, me tomo mi tiempo para analizarlo mejor y es cuando me doy cuenta de una cosa. ¿En dónde quedo el chico del que me enamoré? No es que me queje, ahora se encuentra mejor.
Esta su rostro más perfilado y su cuerpo más fuerte, pero no excesivamente musculoso, sus brazos se ven más fuertes. Unas de las cosas que me encantan de Ryan son sus ojos. Solo son unas palabras que lo pueden describir, sexy, si muy jodida mente SEXY.
¾Te ves bien. ¾Apenas puedo hablar.
Él da un paso lento pero firme lo que me hace quedarme sin respiración, ni los años han podido evitar que deje de sentir este sentimiento.
¾Igual tú. ¾ No puedo dejar de ver la manera como mueve los labios.
Mi cuerpo reacciona y me comienzan a entrar ganas de besarlo. ¡Dios que calor tengo!
¾Vamos, ¾Habla Rocío ¾Quiero mover este hermoso cuerpo de infarto.
Me sonrojo al darme cuenta que me olvide que ella se encontraba aquí y que no estábamos solos. Sonrió cuando pienso en la cara de tonta que debo de tener.
¾Nunca dejaras de ser tan pesadita.¾Me quejo mientras sacudo la cabeza para poder recobrar los sentidos.
¾Quien habla.
Salimos de casa y nos subimos al auto. Voy al lado de Ryan que va conduciendo mientras hablamos de tonterías, cosas sin importancias. A pesar de eso, no me dejo de preguntar que tanto habrá cambiado.
Mientras voy sentada y veo sus manos, comienzo a sentir ganas de tenerlas por mi piel. Me tomo el tiempo para observarlo mejor y mientras más lo veo, más me entran ganas de probar sus labios. Las sensaciones que sentía antes, se vuelven a despertar, sólo con estar a su lado por unos minutos.
Al llegar al bar, comenzamos a buscar a Mario. Yo lo invite, pero siento algo extraño, como si se acercara problemas, pero como debo de tomar esto.
¾¿Dónde está Mario?¾Pregunto a nadie en particular.
Al darme la vuelta Ryan, está atrás mío, se encuentra tan cerca que logro percibir el calor que emana de su cuerpo, haciendo que se me comience a secar la boca. Doy un paso atrás, en el momento que levanta su mano y la posa en mis hombros.
Su mano me comienza a quemarme la piel y por más que intento apartar la mirada de su rostro, no lo obtengo.
¾Lo distinguí. ¾ Habla un poco fuerte para que lo escuchemos ¾Síganme.¾ Me toma de la mano y me comienza a guiar.
Su mano busca la mía y la toma de una manera firme pero suave a la misma vez, haciendo que los nervios se apoderen de mi cuerpo. Al ir al lado de Ryan me siento tan bajita a pesar de no serlo.
¾Se trajo a esa perra.¾Escucho refunfuñar a Rocío.
Levanto la vista y veo a Mario junto a Anastasia. ¿Qué hace esa perra aquí?

¾¿Le dijiste que la invitara?¾ Escucho a Ryan que me pregunta. 

Continuara... 

3 comentarios:

  1. maravillosa entrada encantadora gracias por compartir estas maravillas feliz semana saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Estupenda entrada Mirian...Me hace mucha ilusión leer los capítulos...Gracias por compartir.. ¡besitos miles hermosaaaa...!!! \ (•◡•) /

    ResponderEliminar
  3. Hola...quieroo leer la historia de mario y rocioo...donde lo puedo encontrar???

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: