Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

viernes, 26 de junio de 2015

PILAR Y LOS NIÑOS





Cuando el doctor le confirmó el embarazo, su mundo estalló en miles de pedazos. Los sueños de viajes, conocer gente, lugares para luego iniciar una carrera universitaria volaron por los aires. Pilar acababa de cumplir tan solo diez y nueve años.
Salió del consultorio con la mirada clavada al piso y comenzó a deambular sin rumbo por el pueblo.
No sabía qué hacer, pensaba en sus padres, en su novio Esteban, en los familiares, amigos y amigas. Y pensó mucho en el bebé, tal ver no tenerlo era una opción.
-En definitiva todavía es un embrión.- dijo en voz alta.
Se sentía por demás agobiada. Siguió caminando y sin proponérselo llegó al laberinto de arbustos de la vieja plaza principal.
Se adentró y luego de un buen rato levantó la cabeza.
Al hacerlo la sorpresa fue mayúscula: sin saber cómo, estaba en un campo inmenso, brillante que parecía no tener fin.
El silencio era abrumador, el cielo tenía un color entre negro y azul, el sol presentaba tintes anaranjados y una multitud de aves estaba posada en las ramas de un gigantesco árbol. En silencio.
Caminó unos metros hasta que divisó unas pequeñas cruces, blancas, de unos treinta centímetros de altura, no más. Cierta zozobra se apoderó de ella.
Decidió acercarse a ellas.
Al darse cuenta del significado, se derrumbó de rodillas y comenzó a llorar en forma desconsolada, su tristeza era infinita.
Cada cruz tenía una placa: 
NO NACÍ EL DÍA 7 DE SEPTIEMBRE DE 1.896
NO NACÍ EL DÍA 1 DE MARZO DE 1.925
NO NACÍ EL 31 DE  DICIEMBRE DE 1.803.
NO NACÍ EL DÍA 25 DE ABRIL DE 1944.
NO NACÍ EL DÍA 2 DE JUNIO DE 1.908. ME LLAMABAN LUCRECIA.
NO NACIMOS EL DÍA 24 DE DICIEMBRE DE  1943.
Y así en todas.
Aunque destrozada por el dolor, intentó componerse para alejarse de aquel lugar pero al levantar la cabeza vio como se le acercaba a paso lento un anciano con ropas inmaculadas y de larga barba blanca.
Su sonrisa era hipnótica, tanto que Pilar se quedó aguardándolo confiada. Cuando estuvieron frente a frente éste dijo con una voz sumamente melodiosa.
-Hola Pilar, te estaba esperando, camina a mi lado por favor.-
Ella hizo lo que le pidió aquel extraño.
-Mi nombre es Absalón y soy el Cuidador del Jardín de los No Nacidos.
Aquí llegan las almas de aquellos seres a los que sus padres no les permitieron vivir la vida que tenían planeada. Su aprendizaje por lo tanto quedó interrumpido.- dijo.
Pilar irrumpió otra vez en un llanto desgarrador pues recordó su pensamiento.
-¡No mi niña! No llores por favor. Tú no has hecho nada de lo que debas arrepentirte, sabemos que ese nefasta idea que tuviste quedará en la nada misma.- le dijo el Cuidador con suma ternura.
Pilar se calmó y siguió escuchando.
-Debes saber que esto ocurre desde los orígenes de tu civilización, no es algo propio de la
época que te toca vivir.
Cuando el ser humano encuentre el verdadero camino, estos hechos cesarán. Aún están en los albores del conocimiento. Es mucho el camino que deben recorrer aún.- terminó diciendo.
-¿Puedo preguntar algo?- Dijo Pilar con voz temblorosa aunque más tranquila.
-Adelante. Estás aquí para aprender, pregunta lo que quieras.-
-Estoy sumamente agradecida por esta enseñanza y no tenga dudas que tendré a mi hijo aunque sea ese día el fin del mundo.
Solo quiero saber algo: no es culpa de los niños no haber nacido, en todo caso es de los padres. Entonces, ¿Porqué pagan ellos, porque están sufriendo?-
El anciano sonrió.
-No están sufriendo Pilar. ¿De dónde sacas esa idea? ¿Acaso has visto algún niño?- preguntó.
Pilar negó con la cabeza y se encogió de hombros.
-Lo enmendarán los padres en una próxima vida; de alguna forma deben compensar su error.
Los niños aquí solo están detenidos, este es un lugar de contención, de amor, de paz, también de aprendizaje. Aquí vuelven a sonreír.
Cuando el alma está lista retorna al camino para continuar con su periplo. Solo están aquí para que podamos aliviar su dolor inicial y devolverles la alegría. El aborto, como lo llaman ustedes, es un acto sumamente brutal, salvaje y despiadado. La fragilidad de un ser en un vientre humano es comparable al pétalo de una flor, a las alas de una mariposa.
El tiempo aquí calma el dolor de estas almas. Tiempos distintos por supuesto, no son los que tú conoces. Y también se las protege.-
-¿Perdón, de qué o de quién?- Preguntó Pilar.
-¿Has oído hablar de los devoradores de almas?-
-Leí algo en algún libro alguna vez.-
-Pues de ellos.- dijo. A la joven, un fuerte escalofrío le corrió por la espalda.
-Y el día que dejen de llegar almas, que no haya mas abortos en el mundo...¿Qué ocurrirá?-
-Pues un ángel vendrá a buscarme para llevarme al Paraíso, Nirvana, como quieras
llamarlo. 
Hay un ciclo escrito que se viene cumpliendo desde los Orígenes.-
Pilar respiró profundo y sonrió por primera vez en el día. Caminó sin hablar
con el anciano a su lado hasta que no resistió la tentación de tomar su mano. Una
emoción muy fuerte se apoderó de ella. Estaba feliz, pero de una forma distinta, no se
había sentido jamás así.
Miró hacia las cruces y de pronto un milagro se produjo. Todo su ser temblaba de la emoción al verlos y comenzó a llorar, pero de felicidad:
cientos, miles de niños comenzaron a correr hacia ella, vestidos con inmaculadas túnicas blancas, con sus cabellos, negros, rubios, rojos, marrones al viento, mostrando sus sonrisas amplias, blancas, francas y con sus pequeñas manitos extendidas hacia ella.
La rodearon, la abrazaron y pronunciaron su nombre una y otra vez hasta que quedó escrito en el cielo.
Pilar solo quería abrazarlos y regalarles un beso, uno a uno. Y eso hizo…

-Pilar, Pilar por favor despierta mi amor.-
Era la voz de Esteban intentando reanimarla pues la había encontrado tirada en la entrada del laberinto. 
La mujer de a poco comenzó a reaccionar. Al abrir los ojos y ver a su novio angustiado reaccionó al instante, saltó a sus brazos, lo abrazó tan fuerte como pudo y le dijo casi a los gritos por la felicidad:
-¡ESTEBAN, MI AMOR, VAMOS A TENER UN HIJOOO!...

                                               F   I     N 

7 comentarios:

  1. Mi querido Richard,que gusto leerte,leer esos bellisimos relatos que escribes,tienes ese don de llevarnos hasta la mismisima escena de tus historias y yo estoy fascinada de tenerte cerca,es un orgullo para nosotros seas parte de BLOGGER HOUSE ¡Te quiero miles mi Richard..!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias mi estimada señora.
      Muchas gracias, realmente es un placer recibir tanta calidez. Y es un honor para mi tenerte cerca tambien y de que me hayan permitido ser parte de este sueño.
      Beso grande.

      Eliminar
  2. Madre mia, impresionante, no tengo palabras, estoy estremecido y emocionado, incluso las lágrimas asoman a mis ojos, ya sólo por haber leído este emocionante relato....valió la pena abrir éste blog con mis amigos Maria e Isidro. pero finalmente la historia ha tenido final feliz. Es lo más bonito que he leido nunca.

    Gracias Ricardo y enhorabuena, tienes una mente y una poluma privilegiadas. Fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Juan Carlos.
      Han sido motivo de mucha alegria tus palabras, muchas gracias. Y es un honor para mi me hayan permitido formar parte de este, vuestro sueño que está siendo mio tambien.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. buenas noches un gran relato con mucho sentimiento .gracias por traerlo feliz fin de semana y te doy la bienvenida gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Isidro.
      Muchas gracias por tan amable comentario. El agradecido soy yo.
      Abrazo

      Eliminar
    2. Buenos días Isidro.
      Muchas gracias por tan amable comentario. El agradecido soy yo.
      Abrazo

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: